jueves, 2 de julio de 2009

1827- ¡LA MOMIA! O UN CUENTO DEL SIGLO XXII - Jane C. Loudon


Jane C. Webb Loudon (1807-1858) fue un caso extraño y probablemente único. Aunque se la suele citar como una pionera del género de la ciencia ficción antes de que este término se inventara, también se la incluye dentro de las categorías de novela gótica, fantasía o terror. En realidad, el trabajo por el que fue más conocida fueron sus manuales populares de jardinería, que supusieron una bienvenida alternativa a los voluminosos estudios de horticultura que se utilizaban hasta entonces.

Tras la muerte de su padre y necesitada de dinero, decidió retomar una idea que había tenido tiempo antes acerca de una novela en la que la acción transcurría en el siglo XXII y donde se pretendía predecir el estado en el que se encontraría Inglaterra.

La campaña napoleónica en Egipto y las investigaciones de los sabios que acompañaron a la expedición a finales del siglo XVIII despertó en la sociedad británica un enorme interés por la misteriosa cultura egipcia. Jane Loudon no fue ajena a ello y probablemente asistió cuando era niña a la apertura pública de los vendajes de unas momias en un teatro londinense en 1821. Por otra parte, es muy posible que tomara como referencia la novela de Mary Shelley "Frankenstein", publicada en 1818, a la hora de crear a su redivivo faraón Keops..

Pero "La Momia" es un libro muy diferente a Frankenstein. A diferencia de la criatura de Shelley, su momia no va de un sitio a otro sembrando el terror y la muerte, sino dando certeros consejos sobre política o la vida a aquellos que se han ganado su amistad. De hecho y hasta cierto punto, "La Momia" puede interpretarse como una reacción a ciertos temas presentes en "Frankenstein": Keops afirma que en último término le debe su vida al favor divino y no a un experimento científico por mucho que la resurrección de la momia se describa en términos técnicos -un shock eléctrico- en lugar de recurrir a encantamientos y misticismos.

Por otra parte y a diferencia de otros tempranos trabajos de ciencia ficción (como el ya reseñado "El Último Hombre" de Shelley) Loudon no se limitó a pintar un futuro que fuera básicamente igual a su propia época con algunos cambios políticos menores, sino que avanzó novedades en tecnología, sociedad e incluso moda. Sus damas de la corte llevan pantalones, los cirujanos y abogados eran autómatas accionados por vapor... incluso describe vagamente una especie de antepasado de Internet.

The Mummy!: Or a Tale of the Twenty-Second Century apareció publicada de forma anómina en 1827 en tres volúmenes (costumbre de la época que permitía llevar cada librito cómodamente) y desde el principio recogió críticas favorables. Hasta donde se, no hay edición en español, pero se puede conseguir la inglesa a través de Amazón en http://www.amazon.com/Mummy-Twenty-Second-Century-Arbor-Paperbacks/dp/0472065742

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada